fbpx

Tendencias del sector minorista en pospandemia

La pandemia desencadenó una profunda recesión económica, llevando a muchos sectores a cuarentena. El sector textil y los minoristas de ropa fueron los más afectados por la pandemia, ya que pasaron a ser consideradas como no esenciales. Como las personas se vieron obligadas a permanecer en casa, había menos incentivos para comprar ropa, las ventas en este sector disminuyeron y muchas tiendas cerraron.

En el otro extremo encontramos un crecimiento acelerado en las tiendas de comida, que debido al cierre de restaurantes se generó una mayor demanda en los hogares. Sin embargo, el comportamiento de los consumidores se tornó más dinámico, la imposibilidad de visitar los locales comerciales cambió el perfil del consumidor y se adquirieron nuevos hábitos de consumo por medio de canales no convencionales. Las empresas se vieron obligadas a crear o fortalecer sus plataformas de ventas online, para poder permanecer en la industria.

El 2020 fue un año de desafíos para muchas empresas, pero permitió aplicar estrategias innovadoras, que se mantienen en la nueva normalidad, en la que se requiere de manera fundamental afrontar los cambios con resiliencia, manteniendo los canales de ventas alternativos y construyendo redes de colaboración en los mercados, garantizando mayor adaptabilidad y crecimiento en la pospandemia. 

Las marcas del sector retail o minorista, han cambiado para ser marcas digitales y aunque las compras en línea llegaron para quedarse, es necesario brindar a los compradores una experiencia mejorada también en los establecimientos físicos, comunicando sus valores de marca y su compromiso con la salud y seguridad de sus clientes. Mientras que las compras en línea deben ser intuitivas, con información precisa y con facilidades de pago. 

Las tendencias globales más marcadas para los mercados minoristas son: 

  • Transformación digital: la tecnología se convirtió en el aliado número uno del sector retail. Algunas tiendas han incorporado herramientas de automatización para acelerar procesos operativos, por ejemplo: implementando sistemas de Inteligencia Artificial para la atención al cliente, involucrado aplicaciones 5g o realidad aumentada para la visualización de sus productos e inclusive los más arriesgados han llegado a experimentar con la robótica. Esta adaptación no debe ser estática, sino que variable conforme a los avances tecnológicos. 
  • E-commerce: la compra online se intensificó debido a las cuarentenas y medidas de distanciamiento social. Según en el observatorio de E-commerce Perú, la venta minorista creció un 250 %, durante el año 2020. El uso de estos canales electrónicos es un impulso importante para el desarrollo de los negocios online, por eso las empresas deben dirigir sus esfuerzos para fortalecer este canal de venta e incorporar herramientas para mejorar la experiencia de los clientes en plataformas.  
  • Omnicanalidad; esta estrategia fusiona los canales online (redes sociales, correo electrónico o chats en línea) y offline (teléfono, mensajes de texto o agentes presenciales) para hacer efectiva la atención al cliente y brindar una agradable experiencia de compra. Además, permite que el vendedor conozca al cliente y se anticipe a las necesidades y ofrezca una mayor respuesta.  

El sector minorista tendrá que desarrollar estrategias en pro del posicionamiento de imagen, promoviendo un mensaje de compromiso social y no comercial, para reforzar la imagen positiva hacia la organización y reforzar los vínculos de los clientes con la marca. Otro de los cambios necesarios será automatizar la gestión de inventarios, controlar las existencias y realizar pedidos cuando un producto ya no esté disponible, permitiendo a los trabajadores concentrarse en tareas más especializadas.

Aunque no está claro cuándo terminará la pandemia, los hábitos de compra de los consumidores han cambiado y los minoristas continúan su adaptación, buscando siempre mejorar la productividad y optimizar los flujos de trabajo. Y desde estas tendencias de mercado La Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Fundación Universitaria para el Desarrollo Humano – UNINPAHU mantiene su oferta educativa actualizada conforme a las necesidades económicas del momento y brinda herramientas y conocimiento frente a las dinámicas comerciales y de negociación nacional e internacional. Formando profesionales para controlar información logística, gestionar estrategias de suministros empresariales, realizar negociones en cualquier sector y operaciones de logística en almacenamiento y distribución de mercancías a nivel minorista o mayorista, de manera eficaz.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Política de privacidad