Perfil del docente uninpahuista

Perfil del docente Uninpahuista

Partiendo de la misión institucional, cuyo fin es “formar profesionales integrales, idóneos, con espíritu emprendedor, actitud investigativa y sentido crítico, quienes desde su identidad nacional son capaces de aplicar y de generar conocimiento para contribuir al mejoramiento social, económico y cultural del país y de los contextos de una sociedad globalizada”, y reconociendo, tal como se describe en la visión, a UNINPAHU como “una institución líder en la formación técnica y tecnológica que se consolida en la próxima década como una institución universitaria competitiva por su calidad académica y gestión efectiva que contribuye a la estabilidad y solidez administrativa y financiera, garantizando el cumplimiento de las políticas institucionales y acciones propuestas en su Plan de Desarrollo”, es indispensable contar con un equipo docente capacitado para corresponder con estos propósitos dispuestos en el horizonte institucional, los cuales son la carta de presentación y de navegación de UNINPAHU como organización educativa.

Así como se conciben los principios misionales y de visión institucional, de igual manera se consideran las estrategias de orden administrativo y académico que se requieren para el logro de estos propósitos. Pensar entonces de profesionales integrales e idóneos, con un espíritu emprendedor y con una actitud investigativa, que razonen con sentido crítico, obliga a que quienes lideran los procesos educativos superen estas características, o que sustancialmente las posean. Ello implica que los docentes comprendan lo que significa la formación integral cuyo efecto se verá reflejado en la idoneidad del egresado en su campo de desempeño, como también que conozcan de estrategias para el desarrollo del espíritu emprendedor y de la actitud investigativa en sus estudiantes.

Planteamos un ideal sobre las características que corresponden al perfil del maestro Uninpahuista. Partimos del hecho de reconocer qué debería poder hacer un maestro profesional. Para ello presentamos inicialmente algunas de las acciones que son reconocidas en varios modelos (entre ellos el de Donnay y Charlier, 1990, citado por Paquay (2005)), como aquellas que se supone todo profesional debería saber, y que sirven para definir las propias del docente profesional. Estas habilidades son las siguientes:

  • Analizar situaciones complejas apoyándose en varios criterios de lectura.
  • Elegir de forma rápida y consciente, las estrategias que mejor se adapten a los objetivos y a las exigencias éticas.
  • Extraer los medios más adecuados de un amplio repertorio de conocimientos, técnicas e instrumentos, y poder estructurarlos en forma de dispositivo.
  • Adaptar rápidamente sus proyectos en función de la experiencia.
  • Analizar de forma crítica sus propias acciones y los resultados de las mismas.

Y por último, seguir aprendiendo a lo largo de toda su carrera gracias a esta evaluación continua.