Acreditación de programas y modelo de autoevaluación

El proceso de evaluación para La Fundación Universitaria para el Desarrollo Humano UNINPAHU significa la oportunidad invaluable de  dar una mirada crítica y reflexiva alrededor de los elementos que integran su quehacer en los procesos de formación profesional, educación técnica, tecnológica, universitaria y de posgrados, de trazar las rutas que la llevarán a cumplir con los propósitos de formación propuestos  y de transformar parcial o totalmente las formas en las que se desarrollan los procesos y procedimientos que operativamente permiten  su funcionamiento.

Las formas de ser y hacer de la educación superior tienen asidero en la institución a través de la comprensión de la evaluación como un sistema, que desde sus diferentes componentes concentra sus esfuerzos en el Comité de Autoevaluación Institucional en pro de obtener el reconocimiento de los altos niveles de calidad con los que asume su responsabilidad social frente a la formación de profesionales integrales, idóneos, con espíritu emprendedor, actitud investigativa y sentido crítico, desde la concepción del desarrollo humano como eje de su accionar.

La Ley 30 de 1992, en su artículo 53, creó el Sistema Nacional de Acreditación con el objetivo fundamental de garantizar a la sociedad que Instituciones que hacen parte de este sistema cumplan los más altos requisitos de calidad. Esta norma estableció, además, que la vinculación al Sistema es de carácter voluntario, lo cual supone que cada institución de Educación Superior juzgue la calidad de sus servicios educativos y, si considera que “cumple los más altos requisitos de calidad”, tome libremente la decisión de inscribirlos y asuma los procesos que de esta decisión se derivan.

El proceso de consolidación de la calidad, en la institución, asumido como uno de los pilares de su política rectoral, es liderado por un grupo de profesionales interesados en hacer de los programas académicos una alternativa que reúna los más altos estándares de calidad, que conlleven la certificación que lo acredita como tal dentro de su especificidad. Alcanzar la calidad es un objetivo de la Institución para todos sus programas de formación profesional sin hacer distinciones en los diferentes niveles profesionales de pregrado en el nivel técnico, tecnológico o universitario, posgrado, y de educación continuada; así como todos aquellos que se generen amparados en normativas posteriores.

Son varios y diferenciados los cambios que acompañan la evaluación de la Educación Superior, muchos de ellos suscitados por modificaciones en las reglamentaciones nacionales e institucionales como lo es la ampliación de cobertura y la resignificación y reestructuración de los planes de estudio para dar cumplimiento al sistema de créditos, en los requerimientos sociales que impactan directamente las prácticas educativas, en el cumplimiento de las funciones sustantivas de docencia, extensión y proyección social, en el aumento creciente de tecnologías educativas, en la diversificación de los perfiles de la población estudiantil, en las limitaciones por la capacidad de la infraestructura, y en las tendencias de formación de las unidades académicas.

Con el objeto de responder a estos cambios se asume el proceso de evaluación en la Institución desde la autoevaluación, en responsabilidad del Comité que lleva su nombre y los diferentes estamentos que integran la comunidad académica, la coevaluación en cabeza de los pares colaborativos designados por las comisiones correspondientes y la heteroevaluación a cargo de las instancias designadas para avalar cada proceso quienes emitirán un concepto definitivo para la certificación de calidad en los diferentes niveles valorativos de constitución de registros calificados, acreditación de calidad de programas, acreditación institucional y renovación de cada una de estas.

En Uninpahu la Calidad es considerada estratégica, a tal punto que en su Misión y su Visión es asumida como una condición sine qua non y de naturaleza inherente a los procesos académicos y administrativos que permiten garantizar su valoración y mejoramiento continuo como característica evidente de su dinámica. Al enunciar su visión, UNINPAHU traza la ruta para consolidar su sistema de evaluación y marcar los derroteros para el diseño de planes, estrategias y acciones de mejoramiento en todas las dimensiones educativas en las que la Institución se ha comprometido.

Para la Fundación Universitaria UNINPAHU el desarrollo y la gestión de procesos para asegurar su calidad académica y su excelencia en términos administrativos ha sido una constante desde el año 2009, año en el cual se incluye el aseguramiento de la calidad como unas de las estrategias del Plan de desarrollo para dar cumplimiento a las expectativas de calidad consagradas en el Proyecto Educativo Institucional.

La calidad de la educación universitaria es una propiedad que define el carácter, las condiciones y la forma como se desarrollan los procesos educativos, de acuerdo con funciones y características académicas universalmente aceptadas, las cuales fueron acogidas voluntariamente por UNINPAHU en los principios y propósitos de su carta fundacional.

Sin embargo, la calidad como atributo es una característica compleja y dinámica que encierra diferentes aspectos, a través de los cuales se demuestra y evidencia las distintas cualidades y rasgos propios, en este caso de un programa o de un producto educativo.

Actualmente las universidades reconocidas por el prestigio de sus procesos académicos y sus programas de formación, lo son justamente por la calidad y el rigor con el cual se desarrollan y operan, la naturaleza y el impacto de sus investigaciones, y la formación de sus profesores entre otros aspectos, con los cuales igualmente sobresalen y compiten en los  ámbitos nacional e  internacional.

Mantener e incrementar la calidad es el reto actual de toda universidad y de todos sus miembros, para lo cual es indispensable desarrollar diferentes dispositivos y mecanismos que permitan de una parte, valorar y demostrar con evidencias esa calidad, y de otra, asegurar que la misma se mantenga y al mismo tiempo evolucione de acuerdo con los cambios y avances de la ciencia, la tecnología y las nuevas necesidades y tendencias educativas.

En tal sentido y para responder a las exigencias y compromisos internos y externos UNINPAHU debe consolidar y fortalecer los procesos de evaluación que ha venido desarrollando, transformándolos en un sistema que permita asegurar la calidad en toda su magnitud, cobijando como antes se mencionó todas las funciones sustantivas y de apoyo, los programas, los servicios y los productos educativos.

El sistema de aseguramiento de la calidad permite fundamentar claramente una política institucional y organizar e implementar los distintos mecanismos y dispositivos de evaluación, tales como: procesos de diagnóstico, autoevaluación, hetero-evaluación, co-evaluación, evaluación de pares externos, acreditación, certificación y auditorias, a través de las cuales se garantice que los diferentes programas, investigaciones, productos y servicios cumplan con los requisitos de calidad establecidos ya sea a nivel institucional, o estatal.